Marketing Olfativo

Según una investigación de la Universidad de Rockefeller, recordamos el 35% de lo que olemos. Su aplicación no se limita a los puntos de venta sino que alcanza también ambientes deportivos, culturales, educativos y de trabajo.

La utilización del mundo del olfato en la publicidad, aparte de provocar un efecto de sorpresa, genera una mejor memorización del nombre al que esta asociado. En este sentido, el marketing olfativo consiste en relacionar una marca, producto o negocio a un aroma específico de tal forma que el consumidor lo recuerde al percibir el aroma.

Olfato

Se trata de crear “una memoria olfativa“ e impactar mediante el sentido del olfato.

Consejos para un buen uso del Marketing Olfativo:

  • Utilice siempre el mismo aroma para un punto de venta ó producto determinado.
  • Cree un concepto relacionado con el aroma: lujo, sofisticación, limpieza…
  • Verifique que dicho aroma genera una unanimidad suficiente para constituir la forma olfativa de un punto de venta.
  • Aplique aromas originales: novedosos y poco comunes: La idea es llamar la atención, que se cree un impacto y ayudar a que los clientes se encuentren a gusto y felices en el punto de venta, servicios y lugares donde son atendidos, así como influir positivamente en ellos, buscando cumplir el objetivo final: suscitar respuestas favorables a la compra.
  • Sea congruente con el público destinatario de su producto (ya sea para jóvenes, mayores o niños).
 

Contáctanos

Nombre:
Teléfono:
E-Mail:
Comentarios:
Introduzca los números:
Crear un ambiente Crear una Experiencia Crear Comunicación Crear una imágen